Tratamiento de Vitiligo en Córdoba

El Vitiligo se manifiesta con despigmentación de la piel debido a la pérdida de los melanocitos en la epidermis y blanqueamiento del pelo, por pérdida de los mismos en el bulbo folicular.

Según estadísticas de la O.M.S (Organización Mundial de la Salud), afecta al 1 % de la población, la mitad de los pacientes desarrollan la enfermedad antes de los 20 años y el 70 - 80% antes de los 30 años.

Su causa es desconocida, se asocia a enfermedades autoinmunes y frecuentemente se detectan factores desencadenantes como una situación de estrés, traumatismo o quemaduras solares. En la tercera parte de los pacientes existen antecedentes familiares (herencia autonómica dominante).

Formas Clínicas Vitiligo

Focal.

Segmentario

Generalizado

Diseminado

- Vulgar

- Acrofacial

Universal

Mixto

Tratamiento

Corticoides tópicos

Minipulsos de corticoides orales

Fototerapia:

- psoraletos tópicos u orales + luz ultravioleta A

- UVB de banda angosta

Inmunomoduladores orales

Inhibidores de la calcineurina

Melagenina tópica

Antioxidantes

El tratamiento de vitiligo aplicando Fototerapia con UVB de Banda Angosta narrow-band, ha demostrado eficacia como monoterapia y es de elección en niños, pacientes con insuficiencia renal o hepática, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.

Es el tratamiento de eleccción en niños y adultos con forma generalizada de vitiligo.

Tratamiento UVB de banda angosta

El UVB de banda estrecha es un tratamiento eficaz y seguro que proporciona una repigmentación superior al 75 % en el 40-60 % de los pacientes. Si la terapia es eficaz, la repigmentación empieza a manifestarse de forma precoz (entre las 6 y las 12 semanas), lo que permite una selección excelente de los pacientes. Sin embargo, para una respuesta satisfactoria se requieren tratamientos prolongados, realizando tres sesiones por semana y como dosis óptima se recomienda mantener la que permita proporcionar cierto grado de eritema sintomático. Se ha demostrado que existe actividad sinérgica estadísticamente significativa, cuando se emplea asociado a tacrolimus por vía tópica y a calcipotriol. Se consideran factores pronósticos de buena respuesta al tratamiento la duración corta de la enfermedad, las dosis iniciales elevadas, la frecuencia de las sesiones de fototerapia (tres veces/semana mejor que dos veces/semana), el fototipo IV-V y la ausencia de tratamiento previo con PUVA.

El UVB de banda estrecha fue definido por primera vez por Westerhof y Nieuweboer Krobotova en 1997, quienes compararon la eficacia de UVB de banda estrecha con PUVA en administración tópica, tras 4 meses de tratamiento, con una repigmentación del 67%, frente al 46% de los pacientes con PUVA tópica.

Estudios posteriores demostraron que el UVB de banda estrecha es igual o más efectivo, que la fototerapia con PUVA, y con menores efectos adversos. Además, a diferencia de las lámparas de UVB de banda ancha, su espectro de emisión excluye la radiación situada por debajo de 300 nm, de gran potencial eritematogeno pero no terapéutico.