¿Cómo elegir un protector solar?

¿Cuántas veces te sucedió que te recomendaron utilizar protector solar y compraste uno con el cual no te sentías cómoda?

¿Cuántas veces dijiste “me siento con mucha crema en el rostro”, “me deja la cara brillosa”, “parece que tuviera una máscara”…?

Acá te contamos como elegir tu protector solar…

Es importante saber que existen 3 tipos de filtros:

  • Los filtros solares químicos que son filtros parciales que protegen solamente frente a una parte del espectro “UVB”.
  • Los filtros físicos o pantalla total, que protegen también frente a la radiación “UVA”. Son más efectivos, menos alérgicos y menos cosméticos que los filtros químicos.
  • Y los biológicos que evitan la formación de radicales libres y estimulan el sistema inmunológico a nivel cutáneo, como filtros solares asociados a antioxidantes “vitaminas C y E”.

Para seleccionar un Fotoprotector es necesario tener en cuenta nuestro Biotipo (tipo de piel) y Fototipo (color de piel, ojos y cabello).

Existen 3 Biotipos de piel, normal, graso y seco y 6 Fototipos, el I y el II son muy sensibles al sol, los III y IV tienen una respuesta normal a la radiación solar y los V y VI son insensibles al sol.

Para un Biotipo normal es recomendable utilizar vehículos (forma de presentación) como emulsión, emulgel, loción o crema. Para un Biotipo graso es conveniente emulsión (O/W), spray, loción oil free, gel, emulgel, matificantes, anti-brillo o de efecto seco. Y para el seco, crema, emulsión (W/O) o aceite.

Con respecto al Fototipo es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Fototipo I: lo ideal es no exponerse al sol, si lo hace el nivel de protección debe ser muy extremo.
  • Fototipo II y III: el nivel de protección debe ser extremo.
  • Fototipo IV y V: el nivel de protección debe ser alto.
  • Fototipo VI: el nivel de protección moderado.

Sugerencias para elegir un protector solar…

El fotoprotector debe ser fotoestable, de amplio espectro (UVA/UVB) + 30 y resistente al agua, es decir, aquel que mantiene el nivel de FPS durante 40 minutos de inmersión en agua. Los muy resistentes los mantienen durante 80 minutos.

Se debe elegir siempre un producto fabricado industrialmente y que contenga lote y fecha de vencimiento.

Debe estar testeado Dermatológicamente.

Se debe colocar 20 minutos antes de la exposición y se debe renovar cada hora. La forma correcta de aplicación es a través de toques y no de arrastre, para que forme una película protectora.

Es importante protegerse de las radiaciones solares, durante todo el año.

LA APLICACIÓN DE FOTOPROTECTOR NO ES PARA PROLONGAR LA EXPOSICIÓN AL SOL, SINO PARA REDUCIR EL RIESGO DE PERJUDICAR TU SALUD.

El sol puede producir cáncer en la piel…

Ante la aparición de cualquier alteración o lesión nueva en la piel o el cambio de alguna ya existente, no dude en consultar con su Dermatólogo.

Lic. Milagro Mercado. DermaMedic