Láser Infrarrojo en Córdoba

Láser Infrarrojo = Rejuvenecimiento Cutáneo

Rejuvenecimiento Láser Facial y Corporal

El envejecimiento cutáneo resulta de dos factores; uno intrínseco o cronológico y un envejecimiento extrínseco como consecuencia de dos factores principales: el sol y el tabaco; este último también se llama Fotoenvejecimiento.

Dentro de los tratamientos más utilizados para rejuvenecimiento facial se encuentran: Láser, Luz Pulsada, Radiofrecuencia, Venuz Freeze, Peeling, , Mesolifting, Skinboosters, PRP,Toxina botulínica y Sustancias de Relleno.

En DermaMedic podemos brindarte distintas opciones de tratamiento y combinación de las mismas, para lograr restaurar y regenerar las zonas de piel dañada y obtener un aspecto fresco, vital y natural.

En DermaMedic un Especialista te dará el asesoramiento personal sobre qué producto se adapta mejor a tus necesidades.

¡Esperamos tu Consulta!

Rejuvenecimiento No Ablativo Con Luz Infrarroja

El rejuvenecimiento no ablativo con luz infrarroja es una tecnología de avanzada para el tratamiento de la flacidez y el envejecimiento cutáneo facial y corporal, en hombres y mujeres de todas las edades.

Emplea luz infrarroja que produce una elevación sostenida de la temperatura de la dermis, ocasionando inmediata contracción y estimulación de la formación de nuevo colágeno y consecuente aumento de la firmeza cutánea y disminución de la flaccidez. La energía óptica se transforma en energía térmica, con elevación de la temperatura, estimulación de la neocolagenogénesis y regeneración del colágeno laxo. Actúa independientemente del grosor de la piel o de la cantidad de tejido adiposo.

El láser infrarrojo es un sistema de rejuvenecimiento facial y corporal no ablativo, que permite al paciente continuar con sus actividades normales después de realizada la aplicación, la cual dura aproximadamente entre 30 a 45 minutos dependiendo del área a tratar. Si bien algunos cambios son rápidos, en la mayoría de los casos estos se visualizan a las seis semanas de iniciado el tratamiento. No necesita anestesia ya que no causa dolor, no es invasivo, ni riesgoso y es una alternativa muy bien recibida por pacientes que no aspiran someterse a una cirugía.

Se sugiere un promedio de cuatro a seis sesiones, con intervalos de tres semanas. Se puede aplicar en todo tipo de piel fotoenvejecida, cara (párpados, mejillas, reborde mandibular y cejas), cuello (hay pocas técnicas para tratar la flacidez de estas zona) pecho, abdomen, glúteos, cara posterior de los brazos (zona del tríceps), codos, muslos y rodillas. Resulta efectivo para flaccidez posparto. Es compatible con pacientes de todos los fototipos y se puede realizar en cualquier momento del año, incluso en pieles bronceadas.

Los resultados tienen una durabilidad promedio de 12 meses, pero todo depende del proceso natural de envejecimiento del paciente.

¡Contactanos ahora!