Láser ND Yag en Córdoba

En DermaMedic contamos con Neodinium YAG System, la tecnología más avanzada para el tratamiento de varices, arañitas y telangiectasias.

El Nd YAG, es un láser no invasivo que actúa provocando fototermocoagulación en forma definitiva.

Tratamiento Estético de Lesiones Vasculares de la Piel con Láser Vascular (Nd:YAG 1064 nm)

Una de las indicaciones más frecuentes de tratamiento con láser son las lesiones vasculares cutáneas, que han tenido un gran impacto como opción terapéutica, por su eficacia, seguridad, tolerancia y resultados.

La aplicación es a través de la piel, razón por la cual se utilizan diferentes medios físicos (geles fríos, aire frío, etc.) para enfriar la piel sin afectar de forma adversa a los tejidos y estructuras adyacentes. El método es ligeramente doloroso, por lo que en algunos casos se requiere el uso de cremas analgésicas, pudiendo reanudar el paciente sus actividades una vez finalizada la sesión.

¿En qué consiste el procedimiento de láser vascular?

Es un procedimiento muy cómodo para el paciente, ya que se realiza de manera ambulatoria, y en unos pocos minutos; con la aplicación de la luz láser en las diferentes zonas a tratar. En la primera consulta su Médico Dermatólogo va a determinar número de sesiones y frecuencia de las mismas.

¿Cómo funciona el láser vascular?

La indicación del láser en el manejo de lesiones vasculares se fundamenta en la teoría de la fototermólisis selectiva, que constata la capacidad por parte de una determinada longitud de onda de ser absorbida y destruir un cromóforo específico, sin dañar las estructuras colaterales o subyacentes. En el caso de las lesiones vasculares, el cromóforo que vamos a tratar es el pigmento contenido en los glóbulos rojos, conocido como hemoglobina. De esta manera, el vaso circundante absorbe suficiente energía y es coagulado.

En otras palabras, la aplicación del láser ocasiona un incremento de la temperatura en el interior del vaso tratado, lo cual produce la coagulación sanguínea con el posterior colapso de las paredes del vaso y su desaparición por absorción gradual por parte del organismo.

Indicaciones del láser vascular

Telangiectasias faciales. Las telangiectasias faciales son pequeñas dilataciones vasculares visibles y superficiales que pueden aparecer como entidad aislada o en el contexto de otro proceso dermatológico como la rosácea, enfermedades inmunológicas, asociadas a hepatopatías, etc... Todas ellas se tratan con este sistema láser siguiendo los mismos criterios independientemente de su causa, origen o localización. Se necesitan 2-4 sesiones con intervalos de 6-8 semanas para lograr resultados de un 90-100% de aclaramiento.

Eritema facial (flushing). Es la microdilatación de vasos superficiales, que da lugar a la clásica apariencia de cara roja. Las personas con eritema facial y flushing tenían muy pocas opciones de mejorar su afección antes de los avances en los sistemas de laser o basados en la luz, pues el tratamiento se limitaba a la electro-cauterización y a la escleroterapia. Afortunadamente, este tipo de lesiones vasculares son buenas candidatas al tratamiento con láser, necesitándose entre 4 y 6 sesiones separadas por intervalos de 3 ó 4 semanas para alcanzar resultados satisfactorios.

Puntos rubí. Son pequeñas pápulas rojas bien delimitadas, que están formadas por ectasias vasculares. Aparecen en la temprana edad adulta y tienden a aumentar de tamaño con la edad, pudiendo aparecer en cualquier parte del cuerpo (sobre todo en el tronco). El tratamiento con láser es uno de los métodos menos cruento y con mayor eficacia, alcanzándose una eliminación casi completa con 4-6 sesiones a intervalos de 6 a 8 semanas.

Lagos venosos. Son vasos dilatados que resultan de la debilitación de las paredes vasculares preexistentes. La elastosis de la pared vascular inducida por el daño solar debilita el vaso, causando la dilatación. Se presentan con pápulas azules.

Dilataciones vasculares en extremidades inferiores. En ocasiones los vasos a tratar son de un mayor calibre. Esto es especialmente frecuente cuando se aborda el tratamiento estético de las dilataciones vasculares de las extremidades inferiores. La escleroterapia ha sido tradicionalmente considerada como la técnica de elección para su tratamiento, pero el láser de Nd:YAG de pulso largo en su aplicación percutánea ha ganado popularidad para el tratamiento, incluso de aquellas de mayor calibre. Con este tratamiento láser se consiguen aclaramientos persistentes de más del 70% de los vasos en más del 80% de los pacientes tras diversas sesiones de tratamientos dependiendo del tipo de vaso, consiguiéndose aclaramientos de más del 50% de los vasos tras una sola sesión de tratamiento. Entre las lesiones vasculares se pueden encontrar desde las más superficiales y de menor calibre como son las telangiectasias o arañas vasculares hasta las de mayor calibre y más profundas como las varículas y venas reticulares. El número de sesiones utilizadas son variables dependiendo del tipo de lesión vascular y de la extensión de la misma. La evaluación de la respuesta al tratamiento debe realizarse como mínimo a los 2 meses de cada sesión porque este es el tiempo mínimo necesario para que se produzca la reabsorción de estos vasos tratados durante este periodo. Es fundamental la estricta fotoprotección de las áreas tratadas para evitar las pigmentaciones post-inflamatorias.

Este sistema es utilizado para tratar de manera segura y eficaz diversas lesiones vasculares adicionales, como rosácea, hemangiomas, venas reticulares.

Resultados del láser vascular

Los resultados se empiezan a observar tras 2 meses de la primera sesión, siendo necesarias una media de entre 4 y 6 sesiones. El tiempo entre sesiones ha de ser de 2 meses como mínimo, lográndose obtener resultados de aclaramiento de hasta un 90%, dependiendo del tipo de leLa principal dificultad que tienen las dilataciones venosas de las piernas es que se encuentran a mayor profundidad. El láser de Nd YAG permite alcanzar hasta 5 mm de profundidad encontrándose en este rango las telangectasias y varículas de hasta 3 mm de grosor. El Nd Yag cumple los principios de fototermólisis selectiva siendo el principal cromóforo la hemoglobina. Al calentarse ésta, la difusión del calor produce una lesión por contigüidad de la pared venosa, observándose a nivel histológico trombos luminales y fibrosis de toda la pared. El láser Nd.YAG de pulso largo se ha utilizado para tratar telangiectasias y venulectasias faciales, nevos arácneos, manchas de Campbell de Morgan y lagos venosos en la cara y la parte superior del cuerpo; telangiectasias finas asociadas con rosácea y poiquilodermia de Civatte; y vasos dilatados de diversos calibres y profundidades en los miembros inferiores, incluidas varices reticulares de hasta de 3 mm de diámetro.4-8 Se emplea enfriamiento previo y posterior, utilizando un equipo Zimmer de enfriamiento. El enfriamiento posterior se aplica inmediatamente después de disparar el pulso.

Rosásea: Tratamiento con Láser de Neodimio Yag

Una de las indicaciones más frecuentes de tratamiento con láser son precisamente las lesiones vasculares cutáneas, por su eficacia, seguridad, tolerancia y resultados.

La aplicación del láser incrementa la temperatura al interior del vaso, lo cual produce la coagulación sanguínea con posterior colapso de las paredes, desapareciendo luego por absorción gradual de nuestro organismo.

La ROSÁCEA enfermedad cutánea de causa desconocida que puede comenzar con síntomas intermitentes como ligero enrojecimiento que gradualmente cubre mejillas, mentón o nariz. A medida que progresa, sobre estas mismas zonas aparecen granos que tienen el aspecto de "acné". También suelen aparecen dilataciones de vasos sanguíneos (telangiectasias o cuperosis), varios factores influyen en su aparición y desarrollo: Herencia, exposición solar, color y tipo de piel, algunos medicamentos y factores hormonales.

El láser de Neodimio Yag de pulso largo es sin duda la mejor opción para el tratamiento de las lesiones vasculares.

El láser es atraído por la hemoglobina (pigmento rojo de la sangre) coagulando de manera selectiva solo los capilares dilatados, protegiendo la piel sana.

Este láser puede liberar una gran cantidad de energía en un espacio de tiempo muy corto (milisegundos) esto lo hace muy seguro ya que por su extrema rapidez no alcanza a “calentar” la piel por tanto no causa efectos secundarios como los otros láseres pudiendo el paciente reincorporarse inmediatamente a sus actividades habituales.

Cuidados posteriores:

En necesario utilizar protección solar total hasta que la zona tratada recupere la tonalidad normal de la piel. Para que no se produzca vasodilatación, deberá evitar los focos de calor como estufas, baños de agua caliente, etc. Es importante comprender que lo que más empeora la rosácea es el sol y las cremas con cortisona (muchas rosáceas tienen su origen en el abuso de estas cremas).

El número de tratamientos varía según la edad, el tipo de piel y extensión de las lesiones. Pudiendo ser necesarias 2 a 4 sesiones, sin embargo ya a partir de la primera comenzaremos a ver los resultados.

Este magnífico láser ofrece la posibilidad de tratar lesiones vasculares de forma más segura rápida y eficaz.

Conozcamos otras lesiones vasculares importantes que responden al tratamiento con laser de Nd. YAG:

Eritema facial (flushing). Es la microdilatación de vasos superficiales (cara roja).

Puntos rubí. Pequeñas pápulas rojas bien delimitadas que están formadas por ectasias vasculares. Aparecen a temprana edad adulta y tienden a aumentar de tamaño, pudiendo aparecer en cualquier parte del cuerpo, sobre todo en tronco.

Lagos venosos. Vasos dilatados por debilitación de paredes vasculares preexistentes. La elastosis de la pared vascular inducida por el daño solar debilita el vaso, causando la dilatación. Se presentan con pápulas azules.

Dilataciones vasculares en extremidades inferiores. En ocasiones los vasos a tratar son de un mayor calibre. Especialmente frecuente en extremidades inferiores.

Telangiectasias. Pequeñas dilataciones vasculares visibles y superficiales, sin importancia clínica pero muy desagradables estéticamente. Si surge un ramillete de telangiectasias, se debe a que los capilares sufren una insuficiencia valvular que provoca un aumento de presión localizada, los capilares se dilatan siendo más visibles a través de la piel.

La pubertad, los embarazos, la menopausia con sus cambios hormonales y en algunos pacientes, los anticonceptivos orales les produce gran impacto vascular, mayor retención de líquidos y edema, lo que también favorecen el empeoramiento de las arañas vasculares.

El Láser de Neodimio YAG de pulso largo 1064 nm, ha demostrado conseguir los mejores resultados en este tipo de tratamientos.

El número de sesiones variaran dependiendo del tipo de lesión y su extensión.

¿Se pueden eliminar las varices de las piernas?

Sí. Con el láser Nd-Yag de 1064 de pulso largo es posible eliminar la gran mayoría de varices de forma segura y en pocas sesiones. Previamente haremos un estudio para descartar que haya patología vascular profunda que desaconseje el uso de láser. En los casos en que es posible, este tratamiento se ha mostrado como uno de los más cómodos y eficaces para el paciente, eliminando la mayoría de varículas en 4-6 sesiones.

¡Contactanos ahora!